José Ignacio Lluch – FREE MARKET

1 noviembre, 2009

¿Galgos o podencos?

Filed under: Uncategorized — joseignaciolluch @ 8:43 am
Tags:

SI OBSERVA por la calle a gente que va paseando con su perro, comprobará que hay dos grupos muy diferenciables: los que van en perfecta sincronía, al mismo ritmo y en la misma dirección, hasta parece que tienen la misma cara y, aquellos que forman un completo desastre, yendo cada uno por un lado, parando uno, empujando el otro y te preguntas con humor quién pasea a quién y cuándo conseguirán volver a casa a cenar.

Hay empresas que les pasa lo mismo con sus propietarios, éstos van por un lado y aquéllas por otro. No hay sintonía ni entendimiento entre ellos, no se acoplan, no se entienden. Si le añadimos el aderezo de una crisis económica el resultado puede ser y está siendo desastroso.

Hace algún tiempo, el director general de una división de una empresa cotizada incluída en el Ibex, me comentó con tristeza que su Consejo había decidido vender una filial que él había puesto en marcha porque no era estratégica. Era una pena deshacerse de ella porque tenía mucha potencialidad.

Le propuse hacer un MBO y me contestó que si eso era un chicle. Le expliqué que un management buy out es una forma de adquirir una empresa por  su equipo directivo con el apoyo de socios financieros y bancos. Lo esencial era que él tuviera una idea  clara de qué hacer en la empresa y apostar fuerte en proporción a su capacidad económica. El resto del dinero necesario se obtendría de socios de capital y bancos, siempre que el proyecto fuera capaz de devolver la deuda y cubrir las espectativas de rentabilidad del capital.

Minutos después ya estaba trabajando en el plan de negocio. Para él era muy sencillo, conocía bien la empresa y sabía qué necesitaba y qué no. Todo fue muy deprisa. Comunicó a la propiedad su intención de ser comprador, había tres industriales centroeuropeos estudiando la operación. Esta lo aceptó con las mismas condiciones que los demás y separandole de la gestión durante el proceso. Se obtuvo el apoyo de socios y bancos, se presentó la oferta a tiempo y…consiguió hacer la adquisición .

Al salir de la notaría los nuevos empresarios se pusieron manos a la obra. En poco tiempo, se produjo el milagro: la empresa despegó. Se eliminaron gastos innecesarios, se involucró a todas las personas de la empresa, se simplificaron los procesos de decisión y fabricación, se abrieron nuevos mercados …El podenco se iba convirtiendo en galgo.

Dos años después, liquidó la deuda bancaria anticipandose a su vencimiento. Al tercer año repartió dividendos. En el quinto año se recibió una oferta de compra por un valor cinco veces superior al de adquisición.

En esta historia de la economía real, la empresa y su propietario se entendían y sabían cómo y dónde ir.

free.market@main-network.com

Publicado en el Mundo- Valencia  1 noviembre 2009

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: