José Ignacio Lluch – FREE MARKET

14 febrero, 2010

Números y palabras

Filed under: Uncategorized — joseignaciolluch @ 11:59 am
Tags:

LA PALABRA cariño, dicha de vez en cuando, tiene un significado agradable. Repetida unas cuantas veces, se convierte en un vocativo, carente de connotaciones acarameladas. En algún momento, esa palabra pasa a ser una advertencia amenazadora, preludio y apertura de una pieza de bronca monumental. Lo puede comprobar en reuniones sociales donde observará los distintos usos de la misma. Mirando la cara del llamado cariño, podrá verificar el significado real de la palabra. Los humanos para entendernos mejor y delimitar las palabras, usamos los números. Hace mucho frío está bien, pero nos sitúa mejor si se dice que estamos a 20 grados bajo 0. En economía se utilizan los números para aclarar con exactitud todos los conceptos. Si analizamos nuestro país como lugar desde o donde parte nuestra estrategia para ver qué hacemos, nos encontramos con ese espacio sin humo ni conceptos claros y con todos los récords en incompetencia macroeconómica. 

Cuando alguien nos quiere vender su empresa y usa muchas palabras tipo potencialidad, fondo de comercio o gran despegue justo mañana… si vemos sus números, la palabra es quiebra y el valor cero. Cuando se habla de fusiones y sinergias, si las entidades que se fusionan son 2 petardos, la unión de ambas es 1 petardo al cuadrado. Cuando se dice refinanciación es que el deudor no puede pagar y el acreedor prefiere aplazar el problema de los dos, sobre todo suyo y de su balance. Cuando se repite hasta el hastío dialogo social, es igual a nada, es hablar y no hacer. Si su barco tiene una vía de agua por la que entra a chorros paro y deuda pública, ¿se sentaría a hablar sobre el tema? ¿Lo hablaría con los peces que viven del agua o con los que están en el barco y sienten o sufren el peligro?

Cuando se reconoce un ajuste de la inversión extranjera, es que nadie que pueda escoger invierte aquí, ya que la confianza es igual a cero. Póngale números mismo a palabras como déficit público, endeudamiento familiar, empresarial y público y extraiga conclusiones sobre el comportamiento del paro, consumo, crédito, PIB y su posible evolución. Quizá comprenda mejor el comportamiento de los inversores extranjeros que escogen otros sitios para ir. Estando aquí, el panorama que se vislumbra será el derivado de un necesario ajuste para reequilibrar la deuda con los fondos propios. Esto significa mucho esfuerzo para ir reduciendo la deuda, lo que conllevará una ralentización del crecimiento y exigirá un austero y acertado uso de los recursos propios. Y desde nuestra posición micro, encomendarnos a Bruselas, que exija un poco de orden y racionalidad en lo macro y, en su momento, apuntar bien con el voto. Mientras tanto desde la economía real y la sociedad civil, corregir lo que se pueda y hacer las cosas bien. Empecemos por volver a usar las palabras correctamente y exigirlo a los demás.

free.market@main-network.com

Publicado en El Mundo – Valencia 14 febrero 2010 

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: