José Ignacio Lluch – FREE MARKET

27 junio, 2010

La vuelta a lo básico

Filed under: Uncategorized — joseignaciolluch @ 7:57 pm
Tags:

HACE AÑOS se contaba en Nueva York una anécdota atribuida a un famoso hombre de negocios, de principios del siglo pasado, que se dedicaba a la compra y venta, a escala internacional, de productos de alimentación enlatados. Se dice que, alguien de la larga cadena de dealers se le ocurrió abrir una de las latas y descubrió, con asombro, que su contenido estaba pasado y podrido. Cuando se le comunicó al hombre de negocios lo sucedido, éste exclamó, con total naturalidad:”No se os ocurra abrirlas, no son para comer sino para hacer negocios”.No hace mucho tiempo, durante la burbuja financiera, en muchas operaciones corporativas, parecía que las empresas eran como las latas, que lo que importaba era hacer negocios con ellas. Lo de menos era la vida propia de la empresa y sus necesidades de financiación. De lo que se trataba era de obtener desorbitadas valoraciones en base a estructuras financieras muy apalancadas. Cuando alguien abría la lata de la operación diseñada y percibía un tufillo de excesiva deuda no operativa y en consecuencia, peligro futuro como no se cumpliera el agresivo plan de negocio sobre el que se sustentaba el proyecto, se solía contestar:”No pasa nada, vendrá otro y nos comprará por un precio superior”.Y el problema es que, a veces, sucedía. Cuando la economía financiera empieza a invadir y dominar a la economía real, se corre el peligro de perder el norte y el sentido común y, en consecuencia realizar disparates económicos muy dañinos, a medio plazo, para personas y empresas.

Actualmente la situación es diametralmente opuesta a la descrita. La liquidez ha desaparecido y la resaca financiera ha dejado una descomunal deuda que no solo ha hundido a empresas y bancos, sino que amenaza y dificulta cualquier recuperación que no asuma la realidad clara y básica en la que cada cual se encuentre. Las empresas que han sobrevivido y que ahora se encuentran compitiendo en un mar de dificultades, pueden necesitar dinero para seguir creciendo. El problema es que no encuentran esa liquidez  en los bancos. No pudiendo acceder a fondos por la vía de la deuda, les queda la opción de recurrir a la vía del capital. Por esta razón, no es casual que se estén produciendo operaciones de entrada de capital en empresas, siendo las más comunes lo que llamamos cash in. Es decir, que el dinero del inversor se queda en la empresa a cambio de una participación accionarial para que ésta disponga de esos fondos y con ellos crezca o se reequilibre financieramente. Estas operaciones son de puro capital y no implican apalancamiento para la empresa.

Quizá, se está generalizando una tendencia a pensar que hay que volver a lo básico, a lo esencial, a lo sencillo, en definitiva, al sentido común. Que una lata de atún sirve para comer atún y no para hacer negocios.

free.market@main-network.com

Publicado en el Mundo- Valencia  27 junio 2010

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: