José Ignacio Lluch – FREE MARKET

22 noviembre, 2011

EL RIO

Filed under: Corrupción,crisis,medidas económicas,Políticos,recesión — joseignaciolluch @ 8:17 pm
Tags: , ,

Una de las imágenes más bellas y alegres que nos ofrece la naturaleza es la de un río. Desde que nace hasta su desembocadura, trasmite fuerza, vitalidad y armonía. Las aguas van encontrando un cauce y se van haciendo más fuertes hasta generar verdaderos mundos  rebosantes de vida y belleza. La imagen contraria son las charcas, aguas estancadas que no han podido disponer de un cauce para moverse y al quedar bloqueadas, se convierten en estériles salvo de pútridas miasmas, donde solo hay desolación, abandono y tristeza.

En la economía sucede lo mismo. Si el proceso de mercado, que supone un permanente movimiento y flujo impulsado por la función empresarial, que en su constante competencia por encontrar y descubrir nuevas oportunidades de ganancias, ofrece soluciones, interactuando con todos los que forman la sociedad, se obstaculiza, se interviene  o bloquea, éste va perdiendo fuerza y puede derivar en situaciones de estancamiento.

Este estancamiento es fruto de los distintos obstáculos en forma de regulación y manipulación de las espontáneas fuerzas motrices del mercado, los individuos interactuando, no solo genera a su alrededor pobreza y malestar sino la aparición de los visitantes habituales de toda charca: la podredumbre y la corrupción.

Para salir de la charca es necesario que el agua vuelva a correr,  eliminando aquellos obstáculos que están impidiendo que ésta fluya y se mueva. En nuestra particular caso, la inflexible regulación laboral, el desproporcionado peso y presencia de la administración pública  y la inoperancia e inexistencia de un sano y activo sistema financiero, están causando el estancamiento. Habiendo como hay, iniciativa, emprendedores y empresarios de igual calidad y capacidad  que cualquiera de sus competidores del resto del mundo, no es lógico pensar que aquí no pueda haber solución. Si los que gobiernan las políticas económicas no ven en ellos a un enemigo al que controlar o un presunto delincuente al que vigilar; si se percatan de que no son ellos sino aquéllos, los creadores de riqueza y bienestar; si comprenden que  toda planificación económica centralizada y dirigida por unos pocos siempre acaba creando malestar y pobreza para muchos, las aguas pueden desatascarse y volver a fluir.

Nuestra sociedad, estancada en lo económico pero viva, nada más se le ha dado la oportunidad de ser consultada, se ha manifestado con contundencia y claridad. La misma con la que, espera, actúen aquellos que ésta ha designado para hacerlo.

Ver publicado Art.83

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: