José Ignacio Lluch – FREE MARKET

7 marzo, 2012

UN PARAGUAS CON AGUJERO

¿Se imaginan a alguien protegiéndose de la lluvia con un paraguas lleno de agujeros? ¿Y si continúa la lluvia, volverlo a ver con su paraguas agujereado cada día? Pensaríamos que su cabeza, aparte de empapada, no rige muy bien ya que usa reiteradamente un instrumento inútil para evitar calarse hasta los huesos.
En el mundo de la empresa y la economía sucede lo mismo, recurrir a instrumentos o medios ineficaces, de forma reiterada, a pesar de que no se obtengan con ellos los fines deseados, es una falta de cordura y tiene nefastas consecuencias.

En la economía real, los empresarios tienen poco margen de maniobra para equivocarse reiteradamente. Simplemente el mercado no se lo permitirá y como consecuencia de su insistencia en la adopción de medidas erróneas, acabará perdiendo su patrimonio y desaparecerá. Todos los empresarios se equivocan al igual que todo el mundo pero, por la cuenta que les trae, procuran no insistir en el error ni en el autoengaño. Una cuenta de resultados en rojo admite poco debate o consenso.

Sin embargo, en el ámbito de la política económica, tan alejado de la economía real, las cosas suceden de otra manera. Pueden aplicarse constantemente soluciones erróneas, es decir, actuaciones que no cumplen los fines deseados y no pasa nada. Puede que sea por falta de competencia en todos los sentidos, por la imposibilidad de una reacción inmediata como en el mercado o quizá por la ausencia de responsabilidad de los gestores públicos. Lo cierto es que desde la sociedad se contempla con asombro cómo fórmulas macroeconómicas que ya han demostrado, de forma repetida y constante, ser inútiles y erróneas, se siguen aplicando sin problemas. Y aún cuando los resultados de su aplicación demuestran con contundencia su total falta de idoneidad.

Por ejemplo, políticas expansivas de endeudamiento y gasto público, con resultados de estancamiento y recesión.
Aumento de la intervención y regulación de la economía acaparando liquidez y espacio frente al mercado y la iniciativa privada. Rescate de bancos y protección de un sector como el financiero para que siga prestando a los estados y no llegue su crédito a las familias o empresas. Incremento de la presión fiscal contra el ahorro y la inversión, arrebatando liquidez privada, que sería destinada a la creación de riqueza, para tapar agujeros públicos.

Quizá ha llegado el momento de cambiar de instrumento y dejar hacer a quien sabe resolver problemas económicos y obtener buenos resultados con recursos escasos y en situaciones precarias. Quizá hay que confiar más en el conjunto de los individuos que forman el mercado y la iniciativa privada y menos en los omniscientes burócratas que pasean, muy dignos, sus paraguas con agujeros.

Ver publicado Art. 93

3 comentarios »

  1. Ya, pero se acaba de demostrar que las dos fuerzas capaces de gobernar son prácticamente iguales en lo económico, la tentación de subir impuestos e intervenir todo lo que pueden y más es irrenunciable para ellos, entonces, ¿cómo lo harías?. ¿qué cambio de instrumento?.

    Comentario por Dessjuest — 7 marzo, 2012 @ 4:32 pm | Responder

    • Hola, me alegro de tener noticias tuyas. Tienes razón.los que poseen el poder coactivo del estado para “hacernos felices, protegernos,cuidarnos de los peligros de la libertad y de la vida, dirigir nuestras vidas, construir sociedades más justas y demás tonterías”, son los menos predispuestos a autoinmolarse y renunciar a sus privilegios.Al contrario, tenderán a justificar su papel ejercitando más su poder, interviniendo más y regulando la economía y las vidas de los demás.Unos y otros comparten del mismo error: creer que ellos, tres o cuatro personajes con poder político, son más listos y más justos que el resto del mundo, el mercado, y que en consecuencia pueden usar el poder coactivo que una determinada mayoría les da, para perseguir, regular y planificar toda la sociedad y en particular, lo económico. Eso nos lleva a desastres y crisis constantes pero culparán a otros y nunca a ellos mismos. La única forma de cambiar ´ésto es que las propias sociedades cambien y exijan a sus gobernantes menos intromisión en sus vidas, menos regulación/corrupción/privilegios.
      A corto y a largo, el instrumento de mejora no es otro que devolver espacio, libertad y oxígeno a la iniciativa de los individuos particulares que conforman el mercado. El nefasto concepto del estado de reparto consiste en quitar la riqueza a los que la crean para darsela a los demás. Siendo la capacidad de pedir ilimitada y la de dar limitada, el sistema quiebra al tiempo.Si a los ciudadanos les dices, tranqui, no te preocupes que ya te doy lo que necesites, gratis de esfuerzo personal, si me votas, se generaliza una sociedad que pide “derechos” que cree, le
      corresponden porque sí.Bastiat decía que el estado es esa gran falacia en la que cada cual intenta vivir a costa de los demás.Si volvemos a entender que lo importante es la libertad, la propiedad y la responsabilidad, y que son inseparables e individuales y que la función del estado es garantizar eso y nada más,estaremos en la senda del progreso y la riqueza.
      Lo siento amigo pero sin querer te he largado otro artículo.Saludos

      Comentario por joseignaciolluch — 8 marzo, 2012 @ 9:53 am | Responder

  2. Sí, más o menos podemos estar de acuerdo en el diagóstico y sabemos la solución, o la intuimos, pero, la realidad es tozuda, tenemos lo que tenemos, me refiero a los políticos, con lo que no cabe optimismo alguno, no se vislumbra solución, hombre, yo la tengo, que surgiera una fuerza política realmente liberal, pero liberal en el sentido más literal de la palabra, no sólo económicamente, sino en los temas más de andar por casa, pero como eso es imposible, ¿qué hacer?.

    Comentario por Dessjuest — 9 marzo, 2012 @ 10:47 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: