José Ignacio Lluch – FREE MARKET

7 mayo, 2012

LAS TRES CONDICIONES

Hace tiempo un gran empresario americano ya mayor, me contó lo que, según él, eran las tres condiciones esenciales para que un proyecto empresarial triunfara. Aunque reconozco que cuando lo escuché, tuve mis dudas sobre si lo que me decía era un chiste o hablaba en serio, a la vista de sus evidentes éxitos y trayectoria empresarial, opté por memorizarlas aunque entonces no lo entendí tan bien como ahora.

Para él, la primera condición era que ningún experto, consultor o analista apoyase el proyecto. Si los consultados lo veían bien, mala señal. Era básico que la opinión de los expertos aconsejara no desarrollar el proyecto por considerarlo inviable.
La segunda, más sorprendente si cabe que la anterior, era que el proyecto empezara su andadura sin dinero o con poca liquidez. Todo aquello que se inicia con exceso de financiación, decía, tiende a nacer cómodo, relajado, poco auto crítico y suele errar en las inversiones, los plazos y los medios.
Y la tercera consistía en que no hay proyecto ni éxito posible si no hay un empresario implicado en él.

Pregunté a qué se refería, ¿capacidad financiera? ¿Grandes conocimientos de economía? ¿Buenas relaciones? Me contestó pacientemente que no. Eso no era lo importante. Ser empresario quería decir ser una persona capaz de descubrir, poner en marcha y satisfacer una necesidad de la sociedad, por su cuenta y riesgo, obteniendo una ganancia a cambio.

De una inicial decepción, he pasado con el tiempo y la experiencia de cientos de casos, a sorprenderme por su validez y su sencilla consistencia.Descubrir es lo esencial del empresario puro. Darse cuenta de algo antes que los demás, percatarse de que un recurso o información, ya existente, puede tener una distinta o nueva utilidad con la que ofrecer un bien o servicio que satisfaga mejor a los consumidores.
Los técnicos y expertos bien formados e informados, solo saben y estudian lo que ya existe y que otros han hecho. Su conocimiento se basa en el pasado y no en lo que ha de venir.

Se dice que el capital, entendido como recurso monetario, es tonto. Y a veces atonta al que lo tiene. Sobre todo si no es fruto del esfuerzo y del ahorro sino de una artificial expansión crediticia. Este, sin la acción empresarial, no es capaz de auto reproducirse ni de generar riqueza por sí mismo. Más bien tiende a menguar.
El enorme reto que supone crear de la nada, o mejor, de la mente de alguien, una idea y conseguir que ésta se convierta en una realidad útil y valorada por millones de seres humanos en un mercado libre, es lo que impulsa al empresario y lo caracteriza. Y sin él, no hay proyecto que pueda salir adelante.

4 comentarios »

  1. Me ha gustado mucho, Emprender en contra de consejos, con poco capital y una cabeza visible que dirija es el modo más bonito de entender la empresa y uno de los que más satisfaciones puede producir.

    Un saludo

    Comentario por Jorge (@xurde1) — 9 mayo, 2012 @ 8:32 am | Responder

    • Gracias Jorge. En la economía real las cosas son así. Un millar de expertos doctos economistas no hacen juntos una empresa viable. Una enorme acumulación de capital sin empresario no es garantía de una empresa viable. Por ejemplo mira los bancos. Cuatro perras, una idea buena y original, por tanto, contra corriente, y una persona que se implica y asume el proyecto jugandosela es o suele ser un triunfo empresarial Desde Steve Jobs hasta miles de empresarios que cada día y como pueden hacen posible que no sigamos en la Edad Media.
      Un abrazo

      Comentario por joseignaciolluch — 9 mayo, 2012 @ 8:49 am | Responder

  2. Yo creo que lo importante es la idea, tener algo orginal, distinto, que ofrecer, lo que contaba tu amigo sobre los expertos pues claro, ejemplos muy recientes tenemos, yo por cierto siempre he desconfiado de los asesores financieros, siempre me digo que si tan claro tienen que en un determinado producto se va a ganar tanto dinero invertirían ellos, no lo recomendarían.

    Genial entrada, saludos.

    Comentario por Dessjuest — 9 mayo, 2012 @ 9:25 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: