José Ignacio Lluch – FREE MARKET

11 junio, 2012

¿LA SOLUCION?

Ante un problema siempre se reacciona de tres formas distintas: ignorarlo, esperando que desaparezca por sí mismo, lo que nunca sucede; intentar resolverlo pero sin la voluntad de aplicar las medidas lógicas asumiendo el esfuerzo que conlleva, lo que tampoco lo soluciona sino que lo alarga y agranda; o, por el contrario, se puede enfrentar a él y solucionarlo cueste lo que cueste. Las dos primeras resuelven mal el problema, la tercera lo hace bien.

En el mundo de la economía sucede lo mismo, las cosas se pueden hacer mal o bien, los problemas existen y cómo se afrontan hace que éstos desaparezcan o permanezcan y se acrecienten.
Nuestro, hasta hace poco, poderoso y ejemplar sistema financiero está siendo rescatado por la eurozona. Eso sí, mediante un préstamo con muy buenas condiciones, avalado por todos los contribuyentes.

De poco ha servido negar durante años el problema, ni las distintas soluciones que las autoridades han ido aplicando como las fusiones, frías o calientes, o las enormes sumas de dinero público inyectado en el sistema. Fusionar o unir dos petardos no dan como resultado algo eficaz ni llenar de dinero una empresa ineficiente, la convierte en rentable.

¿Cuál es el problema y la causa de la debilidad de una parte de nuestro sistema financiero? ¿Es quizá porque ha sido gestionada por políticos y gestores no responsables? ¿O porque es uno de los sectores más protegidos, regulados, supervisados y controlados por el Estado? ¿Es pues la solución, mayor presencia pública en ellos? ¿Seguimos pagando los ciudadanos esta fiesta? ¿Financiamos a esos mismos que hace poco vendían preferentes a los jubilados como un activo sin riesgo? ¿O a esos consejeros ineptos para todo salvo para pactar enormes bonus o planes de pensiones para ellos?¿Cuántos de esos miles de millones llegarán a la gente para apoyar sus proyectos? ¿Y con qué diferencial de tipo? ¿Se hará negocio con un dinero que proviene forzosamente de los impuestos y que se entrega con muy buenas condiciones? ¿Qué parte de ese préstamo no llegará al mercado e irá directamente a saciar la ilimitada voracidad de liquidez del aparato público?

Resulta difícil creer que la solución puede venir de quien es parte del problema.
La solución Art 103

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: