José Ignacio Lluch – FREE MARKET

21 noviembre, 2012

LA RECUPERACION SANA II

Otro de los factores clave para que el emprendedor y el empresario inicien o mejoren su proyecto productivo es el capital. Sin embargo y a diferencia de los demás factores tales como trabajo, energía e inmuebles, que abundan, aunque por la maraña de regulaciones están resultando de difícil acceso e incorporación al proceso productivo, el capital parece haberse desvanecido del escenario económico.

Lo cierto es que no ha desaparecido pero se encuentra estancado en tres grandes agujeros: deuda, incertidumbre e impuestos.

Una buena parte ha sido invertido y gastado en erróneos proyectos empresariales, burbuja inmobiliaria, en alocados gastos y consumos privados, burbuja financiera, y en mastodónticos gastos públicos, burbuja estatal.

Esto ha generado una enorme deuda tanto en familias, empresas y estado cuya magnitud requiere un decidido esfuerzo para su eliminación o reducción. De hecho, el sector privado ya lo está haciendo, no así el público. Así pues, una parte del ahorro está siendo destinado a pagar las deudas contraídas. Aunque éste recurso no es directamente productivo sirve par la recuperación sana ya que mejora la solvencia y tiende a equilibrar las cuentas haciendo viable lo que sea viable.

Otra parte se encuentra paralizada, a la defensiva y alejada del riesgo país por causa de la incertidumbre o falta de confianza. Para que un ahorrador/inversor apoye un proyecto empresarial no basta con éste sea viable, rentable y creíble sino que, además, lo ha de ser el entorno en el que éste va a desarrollarse. La expectativa a medio plazo debe estar clara y despejar cualquier duda o incertidumbre. No ayuda mucho la excesiva fecundidad regulatoria y normativa de la administración central y 17 gobiernos autonómicos, el endeudamiento público y una política fiscal en contra del ahorro y la inversión.

Y ésta es el tercer agujero por donde se drena la escasa capacidad de ahorro e inversión de capital que podría destinarse a financiar proyectos productivos nuevos o consolidar y mejorar los existentes. El aumento decidido de impuestos como el IRPF o Sociedades que son particularmente agresivos contra la inversión y el ahorro, no solo detraen una liquidez que sería invertida en contratar factores productivos para los diversos planes de negocio, sino que disuaden o desincentivan a posibles nuevos inversores.

¿Es éste el único camino posible?

La recuperacion sana II art 114

1 comentario »

  1. Evidentemente no, pero es que además es un camino inútil, por mucho que subas impuestos, si no reduces el gasto no haces nada, me suelo partir de risa cuando me dicen que el PP es liberal, como si subir impuestos fuera algo liberal, más bien todo lo contrario.

    Si realmente redujeran gasto público no habría necesidad de subir impuestos y ese dinero, en manos de quien lo genera, o bien sería invertido o gastado, en lo que a cada uno le de la gana, cosa que puede sonar mal, pero al final es lo que da vida a la vida, gastar, gastando mueves el dinero, gastando subes el consumo y las empresas tienen beneficios, crean empleo y prosperidad.

    Saludos.

    Comentario por Dessjuest — 21 noviembre, 2012 @ 11:58 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: