José Ignacio Lluch – FREE MARKET

16 abril, 2013

RAMAS Y BOSQUE

Qué gran verdad es aquella expresión que afirma que las ramas no te dejan ver el bosque.

Quizá en el mundo de la comunicación interesen más las ramas que el bosque y como consecuenciabosque1 parece que en nuestra sociedad solo hay corrupción,  suicidios y paro.

Es una pena que no haya una información específica centrada en el bosque o, por lo menos, en otras ramas, para hacerse una idea más completa del conjunto.

En el mundo de la economía, sin embargo, no es viable centrarse en las ramas ignorando el bosque ya que, en ese caso, el fracaso está garantizado. Cuando se actúa en economía, el ser humano ha de estimar el conjunto de fines a elegir y escoger racionalmente el conjunto de medios escasos a su alcance, priorizar, hacer un cálculo responsable y ejecutarlo con coherencia. Ese plan individual e inteligente es lo que le diferencia del caos o del mundo animal, que actúa bajo instintos y a corto plazo sin evaluar las consecuencias.

Cuando se está en el bosque de la economía real, se detectan sin dificultad y a diario, una gran cantidad de ejemplos de héroes anónimos, que ofrecen motivos para el optimismo y la esperanza. Abundan en la sociedad en general y, en particular, en el ámbito de la iniciativa privada, ya sea emergente, pequeña, mediana o grande. Sobre todo en los pequeños, resulta reconfortante comprobar la permanente voluntad de seguir compitiendo, mejorar, innovar cada día y ganar mercados. Y contra corriente, sin apoyos y más bien salvando obstáculos que la propia regulación administrativa y la presión fiscal de su propio gobierno le imponen.

Por ejemplo, el absurdo de no pagar la administración lo que debe a una empresa, reduciendo gravemente sus ingresos y, a la vez, ejecutarla y provocar su liquidación para cobrar, también la administración, sus tributos.

Bueno, pues a pesar de todo, esos héroes anónimos innovan y, a veces, curiosamente, más y mejor que sus poderosos rivales. Lideran sectores y mercados, obteniendo el respeto y reconocimiento de competidores y clientes internacionales.

Y al iniciar su jornada cada día en lugar de reclamar qué me dan los demás ,sólo se plantean cómo puedo ser más productivo.

Ramas y bosque art 121

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: