José Ignacio Lluch – FREE MARKET

8 abril, 2014

CONFÍA EN TI

Hace tan sólo veinte años, un joven trabajador tomó la decisión de ser empresario. Estaba convencido de que se podían hacer las cosas mejor en su industria. Sus ideas y proyectos innovadores eran, en su mayoría, lo contrario a lo que su sector industrial durante “toda la vida” había hecho. Tenía esa mezcla de sentimientos tan común en quien inicia un proyecto: miedo al fracaso, ilusión y pasión por ponerlo en marcha y una sincera y humilde perplejidad porque a nadie se le hubiera ocurrido algo tan evidente…Y sobre todo, una plena confianza en su idea.

 Conviene no confundir esa certeza subjetiva que mueve a la acción del empresario para realizar su proyecto con la arrogancia de saberse infalible. La primera es propia de quien se juega su patrimonio en el intento y sabe que debe competir y ganarse a diario la aprobación del cliente. La segunda es más propia de planificadores que sin riesgo patrimonial alguno dirigen y organizan la economía de los demás.

Nuestro amigo se fue al banco de su pequeño pueblo, hipotecó su casa y empezó su proyecto empresarial.

 Desde ese día se centró en tres claves: sus clientes, su gente y la confianza en su proyecto.

Para él su cliente era lo más importante. Estaba en todo el mundo, no sólo en su pueblo y su obsesión era darle lo mejor y al mejor precio posible siempre. Estar atento a sus gustos y preferencias en cada momento para satisfacerlas.confia en ti

Respecto a su equipo humano, las personas que trabajan conmigo, como se refiere a sus trabajadores, son parte activa del proyecto y con los que comparte ilusiones, preocupaciones y el día a día de la empresa.

 La confianza en uno mismo es su tercera clave. Me han dicho de todo, comenta, que estoy loco,  que no me prestan dinero para eso ……hay tanta gente que desconfía de todo y no hace nada por su cuenta.

A dos décadas de cuando empezó, su empresa factura cientos de millones de euros, con rentabilidad líder en su sector, crecimiento constante y presencia en 122 países. Los empleados que empezaron con él, ahí siguen, junto con los que se van incorporando cada año.

Por cierto, sigue perplejo de cómo no se le ocurrió esto a nadie más.

Confia en ti Art 139.pdf

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: