José Ignacio Lluch – FREE MARKET

20 mayo, 2014

SOSPECHOSOS

En  una buena novela de misterio siempre aparecen una serie de personajesPS000774_2.pdf que se relacionan con el protagonista o víctima y  todos pueden ser sospechosos hasta el desenlace final donde se descubre al culpable. A veces el final sorprende y los más sospechosos, casi siempre el mayordomo, son buena gente siendo el culpable quien menos se imagina el lector.

En el mundo de las empresas sucede lo mismo, en todos los proyectos empresariales intervienen una serie de elementos o personajes que interactúan con el empresario y, al hacerlo, pueden ser sospechosos del desenlace hacia el éxito o el fracaso.

 

Uno de los más relevantes personajes que aparece en todo proyecto empresarial es el mercado. Sin él no hay empresa. Es más imprescindible que el mayordomo en toda novela de misterio que se precie y al igual que éste, suele ser el primer sospechoso del éxito o fracaso empresarial. En parte, realmente lo es, ya que el consumidor o cliente es quien decide en un mercado libre, si compra o no un producto o servicio. Ahora bien, aunque a veces se acusa al mercado del fracaso y nunca del éxito, ¿es éste realmente el culpable?  ¿Lo es el reloj cuando se llega tarde a una cita?

sospechoso_uvas_felices2Otro sospechoso habitual es la competencia. Suele verse en ella el malvado enemigo que roba clientes y que con sus prácticas pretende el fracaso del proyecto. Y así es en parte, pero también gracias a ella, existe un estímulo permanente de mejora e innovación en lo que se hace, una guía que indica si se va por el camino correcto de servir mejor las preferencias del consumidor frente a otras alternativas y el motor que mantiene vivo el genio creador que todo proyecto empresarial debe tener para seguir con éxito en el mercado.

Hay otra serie de personajes que pueden intervenir en el desenlace como el gobierno y los proveedores de los recursos necesarios como trabajo, dinero y bienes en general, siendo más decisiva su influencia en los mercados menos libres.

A diferencia de las novelas, en las empresas el final no está escrito y el autor último de lo que sucede es el empresario.

bodegon-sospechoso_uvas_felices3

Sospechosos art. 140. pdf

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: