José Ignacio Lluch – FREE MARKET

1 julio, 2014

CIMA O VACÍO

Aseguran los expertos alpinistas que cuando se está a una considerableemilio_gonzalez-nevado_chani altura, en una pared entre un precipicio y la cima, es conveniente no mirar al vacío y concentrarse en dónde se ponen los pies y las manos, sin mirar hacia abajo para evitar el vértigo que te inmoviliza.

En el mundo de la empresa sucede lo mismo, la inmovilidad y la inacción te puede hacer caer al vacío.

Todos los empresarios han sufrido ese vértigo alguna vez. Probablemente cuando decidieron  emprender o innovar su proyecto. Concentrarse en la cima u objetivo en lugar de hacerlo en el vacío o las dificultades, no es irrelevante ya que puede suponer el ser o no ser de una iniciativa creadora de riqueza.

En la cima está la ilusión y la certeza subjetiva de haber descubierto algo que puede ser útil y que mejora lo existente en el mercado.

También está la expectativa de conseguir el éxito, creando riqueza directa para empleados, proveedores o clientes y residual, si hay beneficio, para uno mismo.

Otro factor positivo  para el emprendedor o empresario es que la actividad que inicia o en la que innova, es la que más le gusta. El sector, producto o servicio en el que la iniciativa se va a desarrollar será, con toda seguridad, la pasión dominante de su creador. Trabajará y vivirá en y de lo que más le gusta, entiende y conoce mejor. Por eso ha surgido el descubrimiento que es el fruto lógico de su conocimiento específico y su mente inquieta.

¿Y si se mira al vacío? Aparece la incertidumbre y el miedo que son los enemigos de la acción e inseparables, como ésta, del ser humano. También las dudas como seguridad frente a riesgo, comodidad o cambio, pánico al fracaso, respeto reverencial a lo establecido y a los intereses creados, desconcierto ante la infinita y cambiante regulación…

Cuando éstas dudas empiecen a surgir y antes de que llegue el vértigo, conviene centrar la atención en el objetivo y en cada uno de los pasos a dar para poner en marcha el proyecto. Como dicen los alpinistas, hay que dar la espalda al abismo. Es el único camino para generar riqueza a la sociedad: empezar a actuar y no parar de hacerlo. La riqueza de una sociedad depende de las personas que superan el vértigo a la iniciativa.

alpinismo

Cima o vacio art 143.pdf

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: