José Ignacio Lluch – FREE MARKET

4 noviembre, 2014

¿QUÉ HACES AHÍ?

dinero Hace poco cerramos con éxito otra operación. La alegría y entusiasmo de todo el equipo, compartiendo felicitaciones y abrazos, era elocuente, espontánea y contagiosa. Nadie se acordó de las noches sin dormir, las dificultades, tensiones y los múltiples obstáculos que hubo que superar. Sólo quedaba la satisfacción de un buen trabajo hecho y el reconocimiento de los clientes. Con la misma ilusión del primer día, pensé agradecido qué afortunados éramos por hacer lo que nos gusta.

¿Afortunados? Recordé una frase de un conocido empresario americano ya fallecido, que hace mucho tiempo dirigió a un variado público: Si no te diviertes haciendo lo que haces ni obtienes resultados, ¿qué diablos haces ahí?

Quizá sea algo más que suerte. En algún momento hay que tomar la decisión y actuar. Asumir el riesgo de equivocarse y emprender aquello que uno sabe que le apasiona, conoce y puede aportar mejores soluciones al mercado que las existentes, las suyas.

Quizá por eso, el panadero de mi esquina es un artista de los pasteles, es feliz haciéndolos y comprobando que a sus clientes nos encantan sus deliciosos productos e innovaciones. Tiene colas en su establecimiento y le va estupendamente.

Quizá por eso, mi amigo Andrés se decidió a comprar la empresa para la que trabajaba. Con el apoyo de un compañero de trabajo, sus escasos ahorros y mucha ilusión, convencieron a un inversor privado y transformaron, en poco tiempo, una triste situación de pérdidas y a punto de quebrar, en un proyecto que ya está en beneficios y crece.

Quizá por eso, Marcos que lleva años sacando adelante y sin apenas mediosBusiness-Angel económicos, un producto de alimentación con su marca, el proyecto de su vida, ha recibido la visita de un fondo internacional líder sectorial, reconociéndole la calidad e innovación de su creación y ofreciéndole invertir en él para potenciar su comercialización y situarlo en una posición global.

Quizá por eso, Ana dejó, tiempo atrás, su puesto directivo en una empresa y emprendió el sueño de su vida que consistía en enseñar y educar a niños pequeños. Cada promoción de alumnos que ha formado, la adoran y son resultados vivos de su magnífica gestión de éxito.

Así pues, ¿qué haces todavía ahí?

¿Que haces ahí¿ art. 145

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: