José Ignacio Lluch – FREE MARKET

13 enero, 2015

LA PISTA DE PATINAJE

patinajeHay una actividad urbana invernal muy recomendable para pasar un rato divertido consistente en situarse en primera fila de una pista de patinaje sobre hielo y contemplar relajadamente el espectáculo. Los entusiastas participantes, de manera voluntaria y voluntariosa, ofrecen una magnífica sesión gratuita de las más increíbles y disparatadas acrobacias para mantener el equilibrio y, con un poco de suerte y paciencia, algunos acaban brindando al público una aparatosa y espectacular culada o costalada, en la que se puede apreciar un sinfín de movimientos previos, combinándose todas las extremidades en descoordinada armonía y terminando con el trasero y el orgullo en el mismo sitio fresco que es el hielo. No obstante, los que realizan tal hazaña, tras un momento de quietud y reflexión, vuelven a levantarse y tras saludar al respetable,  reinician su titubeante avance con decisión y tan frescos.

A mi lado una experta en patinaje me explicaba que lo importante espatines mantener el equilibrio, sortear los distintos obstáculos y patinadores y, sobre todo, no desconectar del suelo, la llamada conexión o tacto del suelo. Y que la única forma de aprender es empezar y asumir las caídas, todos los buenos patinadores lo saben y no se libran de ello.

En el mundo de las empresas sucede lo mismo. Todos los empresarios que actúan en el mercado están expuestos a alguna culada y, con sinceridad, todos se la han dado en algún momento u otro. Es normal y supone la única forma de aprender a moverse, errar y acertar, equivocarse y rectificar. Cualquier acción humana está sujeta a posibles errores y lo importante para quien emprende es saberlo y estar atento a corregirlos cuanto antes. Mantener el equilibrio financiero permite el movimiento pero sobre todo es clave no desconectar del suelo, es decir, no olvidarse de lo que le da soporte y hace posible que siga en el mercado: sus clientes.

Los verdaderos peligros para la actividad empresarial, allá donde ésta se permita por las burocracias de turno, no son la competencia ni el mercado sino la pasividad e inmovilismo  provocada por el miedo al fracaso ante cualquier cambio o innovación y la persistencia en el error bloqueando cualquier acción de rectificación.

patinar

Lo realmente divertido es estar en la pista y para conseguirlo habrá que vencer el miedo a la culada y estar dispuesto en todo momento a levantarse y rectificar para mantenerse en ella.

La pista de patinaje art. 148

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: