José Ignacio Lluch – FREE MARKET

8 abril, 2015

EL TIEMPO

Cuando alguien nos aborda por la calle o por teléfono para vendernos no se sabe qué servicio o producto revolucionario que mejorará nuestra vida y la del mundo o cuando contemplamos, con paciencia y resignación, la nuca de quien nos precede en una cola infinita, es cuando más conscientes somos de que el tiempo es valioso y no nos gusta perderlo.

tiempo1Desconocemos el stock de tiempo disponible en el almacén de nuestra existencia pero sí sabemos cómo utilizarlo en el presente, qué hicimos con él en el pasado y planear acciones para el futuro.

En el mundo de la economía sucede lo mismo. La acción humana se basa en la puesta en marcha de unos medios disponibles para conseguir un objetivo de mejora en el futuro. Es una clave constante en cualquier plan de acción. Toda idea o proyecto pasa al mundo real cuando se convierte en acción y ésta se produce en un momento o tiempo determinado. Además, en cuanto que busca un determinado fin no inmediato, contempla un tiempo futuro para su realización. Así pues, hay dos tiempos: el inicio, que es una decisión que afecta al cuándo, y la evolución del proyecto, que recoge el cómo y el cuánto dentro de una secuencia temporal. No hay acción sin resultado ni resultado sin acción.

El tiempo como factor integrante del proyecto es esencial en el cálculo empresarial. Se actúa sobre un plan temporal que analiza y coordina un equilibrio entre la inversión de medios necesaria, su elaboración y maduración, así como el comportamiento futuro del mercado. A mayor tiempo y medios utilizados, mayor expectativa de resultados se exigirá al proyecto. Del acierto y perspicacia en el uso de los medios y del tiempo, dependerá, en gran medida, el éxito o fracaso de la acción emprendedora.

Sin embargo, el tiempo como decisión de inicio de una acción es instantáneo. Solo atañe al individuo en base a su estimación de las circunstancias concurrentes y la oportunidad. Si en esos momentos el miedo y la incertidumbre pueden paralizar o demorar la decisión, quizá conviene recordar que ignoramos el stock que nos queda disponible y que solo puede prosperar la iniciativa que se intenta.

Art. 150 El tiempo

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: